TERAPIA CON CUENCOS TIBETANOS

 

TERAPIA CON CUENCOS TIBETANOS

 “Dejate llevar a un mundo de vibraciones”

 

 Cada vez que nos encontramos el propósito es el mismo, vivir el amor. Los recuerdos del pasado están grabados en nuestras células y condicionan nuestro cuerpo y nuestra vida. Los cuencos tibetanos limpian nuestras células y armonizan nuestro cuerpo.

 

 

Están hechos de siete metales y tienen relación con siete planetas, siete notas Musicales y siete chakras principales. Cada cuenco corresponde a una nota musical, pero proyecta además cinco sonidos básicos y una serie de armónicos a veces inaudibles que actúan poderosamente limpiando, activando y armonizando nuestros sistemas internos.

 Los cuencos se van colocando sobre tu cuerpo armonizando y redistribuyendo la energía borrando códigos antiguos, generando una conexión profunda con tu ser, y una sensación profunda de Paz y Plenitud

 

Sesión: Duración 60'  Precio 40€

 

 


 

 

Origen de los cuencos tibetanos, esoterismo, composión

El origen de los cuencos tibetanos es desconocido, las primeras reseñas nos apuntan a la religión de los Bön en los Himalayas. La religión Bön, es actualmente una especie de rama shamanística del Budismo. Se intuye que los seguidores de esta religión fueron los que recogieron este antiquísimo método de sanación de culturas más antiguas procedentes de la Atlantida, donde se trabaja con el sonido creando formas de onda que eran capaces de manifestar objetos en la materia.

Incluso hoy en día este conocimiento es muy hermético ya que en los templos tibetanos nadie da referencias de cómo utilizar los cuencos y su sonido de forma terapéutica o esotérica, por lo que toda la información que se ha podido elaborar nos llega de otras ramas y por la autoindagación.

 

 

 

La elaboración de los cuencos también tiene un proceso desconocido ya que este en si es todo un ritual, y su conocimiento solo lo poseen los monjes artesanos. Hay muchos artesanos en países asiáticos que se encargan de fabricar cuencos e incluso fabricas, pero su vibración es muy diferente a los que son construidos con un fin determinado.

Los cuencos tibetanos están construidos a partir de la aleación de 7 metales, oro, plata, cobre, estaño, hierro, plomo, mercurio. Cada unos de estos metales hace referencia a alguno de los planetas del sistema solar

Los antiguos artesanos y puede ser que los verdaderos artesanos de hoy en día construyan el cuenco en base a su función, la cual estaba acorde con lo resonancia astrológica por lo que un cuenco podía variar su composición dependiendo para quien se halla fabricado, dependiendo de su funcionalidad… Este arte es muy meticuloso y reservado a los verdaderos artesanos. Hoy en día podemos encontrar cuencos tibetanos en cualquier parte del mundo, muchos de ellos se venden con la base de que están construidos con 7 metales pero esto es algo muy dudoso y difícil de corroborar.

 

Sanando tu entorno (limpieza energética con cuencos)

Esta utilidad del cuenco es bastante complicada de obtener resultados un poco fiables si no hemos practicado anteriormente el canto de los cuencos.

Te colocas de pie con cuenco y baqueta en mano, y encontrando el punto armónico de tu cuenco te vas desplazando por el lugar a limpiar, vas a notar que tu cuenco disminuirá su sonido. Esto es debido a que estas energías interfieren directamente en tu sistema nervioso debilitándolo, y este a su vez en el sistema muscular haciendo que la respuesta de tus tejidos musculares sea algo menor, este mismo principio se utiliza en radiestesia y kineosología.

Una vez hallas localizado la zona afectada debes cambiar el sentido de giro de la baqueta recogiendo la energía contaminada, y una vez sientas que ya has terminado de recoger eleva tu cuenco por encima de la cabeza y dale un sutil golpe enviando la energía liberada a una fuente de transmutación, seguidamente bajas el cuenco y lo haces cantar en sentido horario rellenando el espacio con energía limpia.

 

 

Los efectos del sonido

 

El sonido puede tener muchos efectos sobre nuestros cuerpos. Los mas evidentes son los cambios emocionales que podemos sentir al escuchar por ejemplo una música que nos guste, o que nos recuerde algo, etc. Otro tipo de sonidos que están en el ambiente pero que también tienen un impacto a un nivel mas inconsciente es el llamado ruido ambiental, ese ruido de las ciudades provocado por obras, tránsito, y un lago etc.

 

Aunque los efectos que como terapeutas nos interesan son aquellos a los que inducimos a nuestro cliente a sanar un aspecto.

 

El sonido emitido por los cuencos tibetanos induce al cerebro a bajar su frecuencia de funcionamiento y pasar de ondas BETA (13 a 28Hz) a otro tipo de ondas de frecuencia más baja, el simple hecho de hacer este proceso ocasiona que nuestro cuerpo entre en un estado de “autoreparación” para conseguir este estado es interesante que la persona durante el tratamiento no se quede dormida profundamente, puede permanecer en un estado de vigilia o de sueño consciente.

 

 

 

 

 

Joomla templates by a4joomla